Nuncasalgoenlafoto.com | Niebla
15425
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-15425,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,qode-title-hidden,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Fotografiar Niebla y Neblina

La niebla es un fenómeno meteorológico en el que el aire circundante se convierte en un medio opaco que nos impide ver más allá de unos cuantos metros, teniendo la sensación que estamos dentro de una nube, porque realmente estamos dentro de ella.

La niebla son nubes bajas formadas por pequeñas partículas de agua suspendidas en el aire, que para formarse, las gotas de agua se condensan sobre pequeñas partículas sólidas en suspensión, como puede ser las partículas de sal en el mar, motas de polvo o de polución en una ciudad etc… La condensación se produce en las horas extremas del día, anochecer y amanecer, cuando el cielo está despejado, dando lugar al enfriamiento de la superficie que mantiene una temperatura más alta y creando la condensación de las partículas de la superficie. Para entenderlo, solo tienes que pensar cuando te encuentras en épocas de frio, dentro de un coche o habitación y ves cómo se empaña el cristal formando una capa de humedad, esto se produce debido al contraste de una masa cálida (interior del coche o Habitación) y otra de aire frio (exterior) ese choque de movimiento entre masas produce la condensación.

Este fenómeno esporádico tiene un encanto especial, otorgando una carga de misticismo a la escena que no posee otro tipo de fotografías, la luz parece querer jugar con el entorno de una manera especial, poco usual, los elementos se difuminan o se esconden con el entorno, entornos tan dispares como melancólicos o aterradores.

niebla_1920

Aspectos a Considerar

Como ya ha quedado explicado un entorno de niebla es un entorno con luz extremadamente difusa de luz polarizada, que ni siquiera un buen filtro polarizador es capaz de disipar.

“Aunque hay que tener presente que, han habido grandes hallazgos de la historia, que han venido de manos del ejército y posteriormente nos han sido de gran utilidad a la humanidad. Como ejemplo en este mismo campo: la primera cámara de fotografía Panorámica se utilizó para que el ejército americano estudiara el campo de batalla en la guerra de secesión en 1864, con una fotografía de la montaña de Lookout en Tennessee.

Este afán y obsesión, alimentados por la indefensión y el miedo innato del ser humano, han llevado al ejército americano a investigar en una lente polarizadora capaz de ver a través de la niebla o tormentas de arena (ya sabéis, para tener mejor visibilidad que el enemigo en el campo de batalla, para el enfrentamiento cuerpo a cuerpo) “!y quién sabe si en unos años nos trasladaran el hallazgo al campo de la fotografía!”

La luz es muy difusa, creando un ambiente de baja saturación de color, bajo contraste, inestable profundidad de campo y escasa nitidez, por lo que no intentes resaltar ninguno de estos aspectos, debes intentar acentuar aspectos que te dan este tipo de iluminación, como es buscar encuadres para crear ambientes especiales; místicos, oníricos, perturbadores, aterradores, etc…

ropeway-945441_1920

Como debemos actuar

Exponer en modo Manual, la niebla, al igual que la arena o la nieve, refleja más luz de lo que parece y puede engañar al exposímetro de tu cámara dejando la imagen subexpuesta, con lo que es conveniente subir 1 ó 2 puntos la lectura de luz que recibe tu cámara.

Un Filtro Polarizador, como ya he comentado, no tendrá eficacia, casi la totalidad de la luz que llega es polarizada debido a la gran cantidad de condensación de partículas en suspensión y por ello no obtendremos mejoría al utilizarlo, el filtro polarizador es eficaz con condensaciones menos densas, o lo que es lo mismo, mas separadas o dispersas, en un ambiente de niebla intensa solo en un plano más cercano que tengamos algo de dispersión, podremos encontrar una leve mejoría de contraste.

Tiempos más prolongados, harán que el movimiento de las partículas acentúe la tupida cortina de condensación de agua incrementando la sensación de dramatismo.

Utiliza un trípode, para poder bajar los tiempos de exposición evitando los problemas de trepidación, también podrás utilizar filtros para forzar tiempos de exposición más prolongados si fuesen necesarios.

No utilices el Flash, te rebotara la luz como si fuese un espejo, y solo quedará una mancha de luz por la alta condensación, si necesitas iluminar algo, utiliza un flash externo y procura alejarlo lo más lejos posible para que la luz se filtre bien entre la niebla, si la exposición es algo prolongada puedes disparar el flash desde bastante lejos y hacer dos o tres disparos para que pueda llegar algo de luz al elemento que quieras iluminar (pero te adelanto que no es una tarea fácil).

Luces en la niebla, la luz se propaga a través del aire de forma más dispersa que en un entorno de niebla densa, esto hace que incide sobre las diminutas gotas de agua en suspensión de la niebla y se polarice la luz pasando la vibración a un solo plano creando mayor sensación de haz luminoso. Si te colocas detrás de las fuentes de luz, podrás conseguir esas proyecciones de luz con exposiciones más largas, creando tu propio escenario de luz y dramatismo.

niebla_luz_ciudad_2

Aléjate de la niebla para buscar el punto de corte donde encuentras una barrera entre el contraste de la zona más nítida y la barrera de la niebla, esa ruptura de campo de visión crea un ambiente que otorga a las fotografías connotaciones de ocultismo y desasosiego.

niebla_4

Adéntrate en la niebla para buscar zonas donde la luz natural se cuela por espacios de mayor dispersión creando haces de luz llamativos, o para los entornos de luz artificial de la ciudad contemplando como se crean espacios de extrema luz difusa, intensa y confusa.

building-768473_1920